viernes, 17 de diciembre de 2010

LA CERVEZA EN AMERICA


 Por: Javier “Sunshine II” Sánchez

Nuestro gran contienete americano
Ninguno de los inventos del hombre fue hecho en un sólo lugar y por una sola persona ¿estamos de acuerdo? Absolutamente todo lo que se no ha ocurrido hacer en los 2.5 millones de años que tenemos los humanos sobre la tierra esta ligado con lo que otros hicieron antes o fue concebido en varios lugares más o menos al mismo tiempo. Incluso la misma aparición del hombre no podemos disminuirla a un solo evento aislado en un punto específico del planeta, sino que es el resultado de un proceso evolutivo, de la acumulación gradual de cambios a lo largo de millones de años que, finalmente, derivaron en unos primates con fuerte capacidad cerebral, que caminaba sobre dos pies y tenmillones﷽﷽ cerebral, que caminaban fuerte capacidad cerebral, que marcaba sobre dos pies y con la capacidad de fabricar herramieía la capacidad de fabricar herramientas, todo esto allá por el África oriental.
Con la agricultura, madre de todas las civilizaciones y también madre de la cerveza, pasó lo mismo. Aunque algunos intentan adjudicársela a una civilización en particular en realidad surgió en varios puntos del planeta en diferentes épocas. En el norte de China, en el sudeste asiático, en México y la región andina y –por supuesto- en la región mesopotámica.
Con la domesticación de la agricultura llegó la cerveza. La fermentación seguramente accidental del pan de trigo, cebada, maíz o cualquier otra gramínea bajo la lluvia neolítica, produjo la primer cerveza. Tradicionalmente se ha ubicado el nacimiento de la cerveza en la época de la civilización Sumeria, allá entre el Río Tigris y el Éufrates, sin embargo se han encontrado vestigios más antiguos en China y en la región amazónica de Sudamérica. Cuenta un explorador alemán llamado Hans Staden, secuestrado en 1557por la tribu Tupien de la amazonia brasileña, que sus aborígenes captores fabricaban un tipo de cerveza desde hace miles de años, aun antes de los egipcios.


Tomando CHICHA
La cerveza de los indígenas sudamericanos durante siglos ha fabricado dos tipos de cerveza principalmente: la llamada Masato hecha de una planta llamada Mandioca, y por otro lado la cerveza llamada Chicha hecha a base de maíz.  De hecho el célebre explorador norteamericano Hiram Bingham, descubridor de las ruinas de Machu Pichu en el Perú, dice que muy posiblemente esta ciudad fue construida para las mujeres Incas que fabricaban esta cerveza. La cerveza, o algún tipo de bebida derivada de la fermentación espontánea del pan mezclado con agua, ha sido fabricada por siglos por nuestros antepasados americanos hasta nuestros días.
Con el llamado “descubrimiento” de América las cosas cambiaron radicalmente para el Nuevo Mundo cervecero. Durante los siglos XVII, XVIII y XIX los colonialistas europeos trajeron a América sus técnicas y recetas para fabricar cerveza. Con el tiempo algunas de estas cervezas se regionalizaron y se volvieron “de casa”. Sin embargo fue hacia finales del siglo XIX cuando esta industria explotó en nuestro continente impulsada por los avances tecnológicos producidos por la Revolución Industrial en Gran Bretaña. Gracias a la invención de la refrigeración artificial fue posible fabricar a niveles macro industriales el estilo de cerveza que se ha convertido en la de mayor consumo en el mundo: la Lager.  Este estilo ha sido reproducido en prácticamente todos los rincones del mundo y, por supuesto, de nuestra América. Infinidad de cervezas estilo Lager son fabricadas desde la Patagonia hasta Alaska incluyendo los calurosos países caribeños. Cada país y cada región tiene la suya propia y la ostenta como propia. La lista de marcas es infinita…sería una irresponsabilidad pretender enumerarlas aquí.  Se fabrican desde las lagers más obscuras hasta las más claras aunque.
En los últimos años hemos visto incluso la tendencia a la fabricación de cervezas artesanales, lo cual es muy alentador. Seguramente cada fabricante en los diferentes países americanos enriquecerá su propia propuesta con el carácter y entorno propios. De la misma forma que hemos sido capaces de hacer música acorde a nuestro carácter regional, seremos capaces de elaborar cervezas regionales diferentes y - esto debemos remarcarlo- deliciosas por igual.
¿Tu qué cerveza nueva probaste esta semana?  Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina.


Comentarios: javier@elsume.com

1 comentario:

Seguidores