martes, 19 de julio de 2011

LA CERVEZA: UN VIAJE SIN FIN


Por: Javier “Sunshine II” Sánchez

           
Uno de los problemas con los que uno se topa cuando decides explorar el extenso mundo de la cerveza es…¿por dónde empiezo? Pasa lo mismo cuando llegas a una nueva ciudad y quieres conocerla ¿qué visito primero?¿sus iglesias?¿sus plazas?¿sus restaurantes?¿sus monumentos?¿sus atractivos naturales?¿su mercado?¿bares?....no queremos que al terminar el día se nos haya ido el tiempo sin haber conocido aquellos puntos que verdaderamente representan la esencia del lugar en el que estás turisteando. Incluso puede suceder que nos decepcionemos de nuestra aventura simplemente porque no fuimos capaces de encontrarle el chiste al periplo emprendido y regresamos hablando pestes.
La cerveza es también un viaje, uno que puede terminar bien si somos capaces de organizarlo bien, o puede terminar mal si entramos por donde no debíamos. La única forma de conocer sobre cerveza es tomando muchas diferentes cervezas, eso no tiene vuelta de hoja, sin embargo es conveniente darle cierto orden  Es por esto que me permitiré darles algunas ideas de cómo clasificar las diferentes cervezas para que planees tu viaje.
Existen varias formas de organizar esto. Algunas personas clasifican las cervezas por su color, así de sencillo. Pálida, cristalina, dorada, ambar, ocura, roja, negra, turbia, transparente….cada quien define sus términos. Incluso si quieres hacerlo con mediciones más exactas, puedes recurrir a la escala de Standard Research Method o  SMR, cuyos extremos nos dicen que el agua tiene 0.0 SMR y una cerveza negra supera los 40 SMR. Por darles una idea una Budweiser tiene aproximadamente un rango de 2 y una Guinness alcanza los 60.
Otra forma de hacerlo es a través de su contenido de alcohol. Recordemos que generalmente esto se mide por el porcentaje de Alcohol Por Volumen o APV (en ingles es Alcohol By Volume o ABV). Aquí encontramos desde las cervezas sin alcohol (que en realidad sí tienen alcohol pero en cantidades tan bajas que el gobierno permite que se les clasifique como bebida no alcohólica) hasta una cervezas de 60%APV. Esta ultima es muy rara pero existe en Holanda, nunca la he probado pero no pierdo la esperanza.

Otros la clasifican por su estilo. Es conveniente recordarles que hasta donde me quedé existen 103 estilos diferentes de cerveza en el mundo. Si quieren verlos todos, consulten el blog www.chevestuff.blogspot.com y busquen el artículo “Hay más cervezas que vida”. Ahí anoté todos los estilos de cerveza. Esta es una forma de clasificación que a mí en lo particular se me complica mucho, aunque siempre resulta útil conocer los estilos más sobresalientes para saber por dónde anda moviéndose uno cuando andas explorando nuevos terrenos.
            Es también común que se clasifiquen por país. Además de orientarnos geográficamente sobre el origen de una cerveza esto puede ayudarnos a conocer las principales mañas de las diferentes naciones, seguramente descubrirás la diferencia del carácter de un Alemán y de la de un Chino a través de los tipos de cerveza que prefieren elaborar. La geografía también influye en el tipo y calidad de ingredientes usados por los fabricantes lo que finalmente le da características muy particulares a sus productos.
            También se clasifican por temporada: invierno, primavera, verano, otoño, navidad, por ejemplo. Resulta útil saber cuáles cervezas se fabrican en las diferentes épocas del año para, por ejemplo, maridarlas con platillos de esa temporada o para saber cuáles están frescas.
            La última forma de clasificación que les quiero platicar, aunque aun existen otras, es la de tipo de fermentación. Particularmente para mi es la que me ha servido más para hacerme una idea clara de la gran diversidad de cervezas que existen. Este método parte de la base de que existen solamente dos tipos de cerveza: las Ales y las Lagers (Estoy consiente de que muchos dirán que omití la fermentación espontánea o las cervezas híbridas, pero ese es tema de otro artículo). Las cervezas Ales o de Altas Fermentación son las más antiguas que se conocen y fueron las más conocidas por el hombre prácticamente hasta mediados del siglo XIX. Del tipo Ale se conocen 73 estilos diferentes. De las tipo Lager en cambio se conocen 30 estilos diferentes.  Evidentemente de cada uno de esos 103 estilos existen infinidad de marcas a lo largo y ancho de este planeta.
            Bien. Ya con esto me despido, esperando por lo menos haberles dado una idea de la complejidad de esta exploración. Una vez que se deciden viajar por este terreno no existe un final a la vista. Disfruten su aventura.
  Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. Paz para todos.

Comentarios: javier@elsume.com

1 comentario:

  1. Saludos!! Buen blog, yo estoy empezando con el mío, te invito a pasar por el, Lúpulo Dorado para ver mi colección. Saludos cerveceros. =)

    ResponderEliminar

Seguidores